Hay noches extrañas

gente-extranaÚltimamente hay noches extrañas, son noches en las que el proceso de quedarme dormido es complicado, esas rutinas que preceden al proceso de meterme en la cama son especialmente extrañas.

Desde que el reloj marca las 23h. comienza mi proceso, tras la cena un postre compartido marca el momento de finalización de mi día. Decía Jose María Calleja que la rutina es el enemigo de la vida, pero el hombre necesita de estas rutinas para sentirrnos seguros, y hay noches en la que echo en falta la rutina del proceso que me lleva a dormir.

Hay noches en las que duermo solo, y no me acostumbro a esta situación, la acepto, pero no dejan de ser extrañas y nunca serán rutinarias. Son noches en las que en muchos casos ni siquiera llego a dormir en la cama y paso la noche en el sofá como si de una penitencia se tratase, como si el sufrimiento fuese una herramienta de reconciliación con uno mismo.

Hay noches en las que ceno de manera extraña, en las que no preparo la cena con la habitual motivación de hacer feliz a otra persona, hay noches en las que me siento extraño, en las que siento que algo me falta, y eres tú.

Porque como bien dice la sabiduría popular, no valoramos lo realmente importante hasta que nos falta, por eso pasar estas noches solo, son una bendición, pues me ayuda a no olvidarme de lo mucho que te quiero.

Antisistemas

Y cuando la sanidad esté garantizada para todos, cuando la justicia sea ciega, cuando el dinero no sea un obstáculo para tener la mejor formación académica, cuando todas y todos podamos pasear sin miedo por la calle de la mano de nuestra pareja, cuando la alimentación y los servicios básicos estén garantizados, cuando el salario mínimo sea un salario digno y suficiente, cuando matar animales no sea una diversión y no te metan en la carcel por una obra de títeres, entonces los anti-sistema serán ellos.

La Autoridad

Artículo publicado originalmente en La Réplica: http://lareplica.es/la-autoridad/

La autoridad

Entendemos como autoridad la superioridad que en un determinado escenario tiene una persona con respecto a otra u otras.

La autoridad se puede conseguir a través del reconocimiento del resto de personas, o puede imponerse a través del estado mediante leyes, en cualquier caso la autoridad solo existe cuando el resto de personas, o la gran mayoría, reconocen esta autoridad.

Las personas podemos ganar la autoridad en algún espacio o comunidad a través de nuestras propias acciones. Así lo hacen médicos, académicos, periodistas, escritores, etc, que se convierten en autoridades públicas gracias al reconocimiento por parte de la sociedad de esa superioridad en determinados asuntos.

Por otro lado el estado y las leyes generan autoridades. A políticos, jueces y policías se les dota de autoridad legal, es decir, además de la propia legitimidad y reconocimiento social, el estado garantiza la autoridad a través del uso de la represión contra quienes no acepten esa autoridad.

La autoridad, en última instancia, solo es posible ejercerla si la sociedad reconoce esa autoridad, ya sea una aceptación de manera libre o coaccionada a través de la amenaza del castigo.

En los últimos 30 años se ha producido un cambio social en este país, pasando de una dictadura totalitaria a una democracia parlamentaria. Mientras que en la dictadura la aceptación de la autoridad se conseguía a través de la violencia, la transición a una democracia formal requiere que la autoridad tenga legitimidad en el reconocimiento social.

Ese cambio en la naturaleza de la autoridad implica un cambio en la forma de ejercer esa autoridad. Frente a un modelo donde la autoridad se ejerce a través de la violencia y de la sumisión, hoy nuestra sociedad exige a cualquier autoridad (maestro, político, juez, policía, etc.) una legitimidad más allá de la legal, basada en los beneficios que aporta a la sociedad.

Colectivos como el educativo o el sanitario no necesitan del estado ni de leyes excepcionales para tener autoridad porque en su ámbito de trabajo es socialmente reconocida y protegida, es decir, no necesitan de leyes para ser respetados. Darle un status legal de autoridad no es la solución a los episodios aislados de violencia que se pueden producir en su entorno laboral. Otros colectivos que tienen menos reconocimiento social, como la seguridad privada, necesitan de una revisión en profundidad de su actividad. La desconfianza en la seguridad privada está justificada en multitud de episodios en determinados entornos, como por ejemplo las discotecas, donde la cantidad de porteros con una preocupante falta de educación y de sentido de la justicia junto a un alto grado de prepotencia —sin ser un perfil mayoritario— tampoco es difícil de encontrar.

En la dictadura franquista si huías de la policía podías encontrar algún ciudadano anónimo que te echara una mano, montándote en su coche o abriéndote la puerta de su casa para refugiarte, sin embargo nadie era capaz de hacer “frente” a la policía porque las consecuencias eran temibles. Ahora prácticamente nadie ayudará a una persona que huya de la policía, pero si la policía realiza alguna intervención inadecuada no es raro que un ciudadano se lo recrimine. Frente a lo que pueda parecer, es preferible para todos el segundo escenario.

Impase en la creación de nuevos modelos comunicativos

Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, las famosas NTICs, y especialmente internet, permiten nuevos modelos comunicativos. Desde la aparición de internet se han puesto en marcha modelos comunicativos más distribuidos, aunque los últimos años se están ralentizando las innovaciones a pesar de la aparición de nuevos medios, varios incluso solo online.

yes.we.banInternet permite unos modelos comunicativos e informativos más descentralizados, frente al modelo periodístico unidireccional la red nos hace posible poner en marcha medios de comunicación donde esté más difusa la diferencia entre emisor y receptor, entre periodista y lector, permitiendo al lector convertirse en parte activa del proceso de generación de noticias, lo que provocó la potenciación hace años del concepto de periodismo ciudadano.

Aunque se podría decir que internet surge en los años 70-80 no es hasta mediados de los 90 cuando ya podemos encontrar en España una población relevante conectada a Internet.

En 1999 nació la red Indymedia (Independent Media Center), una red global surgida a raíz de las manifestaciones contra la cumbre de la OMC en Seattle, Indymedia permitió al protagonista o espectador de un hecho contarlo directamente y permitió al lector moverse entre el rol de emisor y receptor. Técnicamente la innovación radicaba en que cualquier internauta, y no solo el creador de una web, podía enviar contenidos y que estos se publicaran inmediatamente.

En el mismo año surge el concepto de Web2.0 que señala a la popularización de los blogs, que permitieron que cualquier persona pudiera crearse un blog y convertirse en emisor. Los comentarios a las noticias dotaron de dinamismo a estos blogs y aportaba feedback al autor del blog.

En esta nueva época de internet muchos sitios webs consiguieron popularidad como sitios de noticias comentadas, fueron sitios con noticias cortas, normalmente remitiendo como fuente original a un medio tradicional. En estas webs tuvieron más protagonismo e importancia los comentarios que la propia noticia. Este tipo de webs generan una comunidad alrededor del sitio, y es esta comunidad la que aporta valor al sitio y define su identidad, con una tensión constante entre las intenciones de los dueños/editores del sitio y la comunidad que construye el sitio.

 

En España podemos encontrar ejemplos muy interesantes en los últimos años del siglo XX y primeros del XXI, por ejemplo la ACP (Agencia en Construcción Permanente) en Madrid, después reconvertida en Indymedia Madrid (2002), estuvo experimentando desde los movimientos sociales en este sentido. También Barrapunto en 1999, con un perfil más tecnológico, y Meneame después (2005), con una vocación más generalista, son ejemplos de sitios webs donde el principal valor reside en los contenidos aportados por los propios lectores. Estas webs necesitaron de sistemas de moderación distribuidos, de manera que es la propia comunidad la que oculta el contenido más inadecuado y destaca y promociona el más interesante.

Frente al concepto clásico de noticia, como producto cerrado a consumir, estas webs entienden la noticia como una construcción colectiva donde también actúa el lector, que ya no es un simple consumidor de las noticias que genera el medio sino que forma parte activa de su construcción. Los posts son por lo tanto un espacio de debate y intercambio de información, y la noticia una construcción colectiva.

Pero desde la creación de Meneame en 2005 y coincidiendo con la aparición de las redes sociales (2006-2007) podemos encontrar pocas innovaciones en este sentido. Las redes sociales han seducido a los generadores de contenidos, que ven más potencial, más poder de difusión y más audiencia en las redes sociales que en este tipo de webs, la audiencia también ha preferido interactuar con las noticias a través de las redes sociales, ya sea compartiendo noticias y ocasionalmente comentándolas.

Las redes sociales, en cierta manera, han significado un repliegue a la marginalidad, los usuarios comparten contenidos solo entre su círculo de afines, reduciendo la pluralidad en el debate. Además las herramientas de moderación colectiva en espacios como los grupos de Facebook o Telegram son inexistentes, no escalan y se convierten en jaulas de grillos cuando participa un grupo grande de personas, no existen procesos de inteligencia colectiva que destaquen los contenidos más interesantes y ante abusos la única solución es la buena fe de los administradores, que además al no existir registro de lo borrado provoca desconfianza la “desaparición” de contenidos y comentarios. Los nuevos espacios de encuentro (Grupos de Telegram, Facebook, Trello, etc.) están diseñados para grupos de afinidad, no existen herramientas como baneos temporales, limitación de número de publicaciones, sistemas de reputación (karma), etc.

Entre 2011 y 2013 desde muchos medios de comunicación se producieron una cantidad importante de despidos, que junto con lo que significó el 15m, impulsó la creación de nuevos medios de comunicación como eldiario.es o La Marea. Estos nuevos medios de comunicación se han distinguido principalmente por su linea editorial y por su modelo de negocio, más dependientes de la financiación a través de los lectores que de la publicidad, en relación con el resto de medios, pero ninguno ha aprovechado la oportunidad para construir sobre las experiencias anteriores de la Web2.0 para darle mayor protagonismo y poder de decisión sobre los contenidos a los propios lectores.

Si hacemos por lo tanto una mirada histórica comprobamos que desde la popularización de internet se ha estado avanzando en medios de comunicación basados en modelos comunicativos distribuidos a una velocidad admirable hasta la aparición de las redes sociales, que no permite innovación técnica dentro de ellas. Los lectores han renunciado a formar parte activa de la construcción colectiva de las noticias, y los generadores de contenidos prefieren el modelo de noticias como producto cerrado, dejando en manos de los lectores tan solo la difusión de estas noticias. De hecho muchos medios diseñan noticias que funcionen bien en redes sociales, centrándose principalmente en una foto y un titular, a menudo un titular bastante interesado y amarillista que favorezca la difusión en redes sociales.

Con la creación de los nuevos medios yo tenía le teoría de que apostarían por medios de comunicación más participativos, pero estaba equivocado, los periodistas siguen anclados a un modelo donde ellos son protagonistas y autoridad frente al lector, sin ser mucho más participativos que lo que ya eran los programas de radio con las llamadas de los oyentes, por lo que serán los propios lectores e internautas los que tendrán que poner en marcha espacios de periodismos ciudadano, quizás la mayor competencia no sean los medios de comunicación, sino las redes sociales que despliegan toda su estrategia en absorber dentro de sus plataformas toda nuestra actividad, y a la que ya se han plegado y subordinado los actuales medios de comunicación.

Se Rompió

Se rompió, como se rompen los libros de tanto usarlos o como se rompen los coches de de no usarlos.

Se rompió en un solo instante, como se rompe una pareja después de años con un simple portazo, como se rompe una tubería de agua al clavar una puntilla en la pared, como esa maceta que tras años colgada en un balcón comienza a descender al vacío en caida libre, pero es en un solo instante, cuando impacta contra la calle, cuando pasa de ser un objeto decorativo, que alegra nuestras vidas, a restos de barro y tierra.

Se rompió sin arreglo, porque pocas cosas rotas se arreglan con pegamento y ninguna queda igual.

Se rompió como la pantalla de aquel móvil, como el jarrón chino que todas quieren romper, como el político que se iba a comer el mundo y al final se rompió, como el cristal de la mesa del salón o el muñeco articulado de tu sobrino.

Se rompió y lo supimos enseguida porque escuchamos un “clic”, pero hasta el preciso instante en el que escuchamos ese “clic” no concíamos cual era el límite de resistencia, y a partir de ese instante ya lo conocemos, pero ya está roto.

Y como en el amor, cuando ya es tarde, podemos especular que podríamos haber hecho para evitar que se hubiese roto en ese preciso instante, y enseguida se nos inunda la mente de todas las pequeñas acciones que podríamos haber tomado para evitar el desastre, desastre que no siempre se puede evitar pero sí al menos posponer, porque hay cosas que siempre, tarde o temprano, teminan rompiéndose.

Se rompió, como se rompen los sueños, como se rompen los zapatos, como se rompe la amistad, como se rompen las medias, como se rompe el tostador. Roto por un reloj interno de vida que tienen las cosas, roto por el mal uso o simplemente roto del uso.

Y todos conservamos ese dolor por aquello que algún día se rompió, y que por alguna extraña razón, seguimos recordando el momento exacto en el que se rompió, en el que sentimos ese clic, en el que descubrimos que ya está roto y que no hay solución.

Foto: https://www.flickr.com/photos/hernanpc/6583167513/

 

Mi más profunda admiración

Presentaros a unas elecciones, nos decían cada vez que decíamos que esta no era una jerez23062016democracia, cada vez que protestábamos y poníamos en cuestión su legitimidad, una legitimidad basada en un modelo de representación en crisis.

Nos decían que montáramos un partido sabiendo que era una quimera sin el apoyo de los bancos, sin el apoyo de los grandes medios, sin el apoyo de las principales empresas del pais.

Ignorar todos los deseos de cambio radical que representó el #15m o la PAH solo consiguió que muchas de esas fuerzas confluyeran en “lo electoral”, sin bancos, financiados por crowfunding, a base de la voluntad y el sacrificio de miles de personas, una gran marea de personas que decidieron que si nos unimos los de abajo no necesitamos a los de arriba, y que solo cambiaremos realmente las cosas si lo hacemos desde abajo porque los de arriba quieren seguir viviendo de lujo a nuestra costa.

Y miles de personas fueron más fuertes que bancos, que periodistas a sueldo del régimen, fueron más fuertes que unos partidos políticos convertidos en máquinas electorales financiadas con dinero negro de la corrupción.

Y al final para dejar al PSOE al filo del precipicio, quien tendrá que elegir entre los que les votan o los que les financian, tal vez nos falte unos miles de votos para liderar desde abajo un cambio, o tal vez el PSOE sea inteligente y opte por sus votantes, por los ciudadanos de su pais.

Sea como sea, mi más profunda admiración por esos miles de personas que pegando un cartel, diseñándolo, tuiteándolo, o demostrando, los que ya están en las instituciones, que se puede hacer política al servicio de los más desfavorecidos, mi más profunda admiración, habéis hecho historia, nuestra sociedad ya ha cambiado, y las instituciones también las vamos a cambiar, no como un objetivo en sí mismo, sino como un instrumento al servicio del bién común, de los más desfavorecidos.

Los próximos años van a ser duros, y nos vamos a seguir necesitando.

La inutilidad de las encuestas en esta cita electoral

AVISO:

Puedes seguir el escrutinio y ver en que provincias se está disputando un diputado por pocos votos en http://manje.net/elecciones/201626j/

 

diva.encuestas

 

 

 

Soy un defensor de las encuestas, a pesar de los sesgos ideológicos que incluyenalgunas, suelen acertar a lo que se comprometen, pero hay que leer la ficha técnica y sobre todo el margen de error.

Pero actualmente, con unas repeticiones de elecciones, lo que nos dicen las encuestas es que no hay cambio significativo en la intención de voto. Si comprobamos los distintos sondeos electorales (
https://en.wikipedia.org/wiki/Opinion_polling_for_the_Spanish_general_election,_2016 )
aunque se le estén dando bomba en medios, si comparamos el tanto por ciento de votos que estiman a cada candidatura, con los resultados del 2015, todas las encuestas se mueven en torno a los resultados electorales de diciembre de 2015, y la diferencia entre ellas parece deberse más al margen de error de las encuestas que a que se estén produciendo trasvases de votos.

Sigue leyendo

#15m 5 años después

15mjerezEl lema del 15m de este año en Jerez es “Dormíamos, Despertamos, Seguimos”, sugiere que antes del año 2011 dormíamos, pero para mí dormir no significa que no estuviesemoes haciendo nada, es cierto que los movimientos sociales, el sindicalismo o la izquierda clásica estaba en un proceso de debilitamiento y marginación, y también que una nueva generación descubría que todas las promesas que nos hicieron de que estudiando, trabajando y con esfuerzo la sociedad te lo reconocería, descubrían que era una estafa, y pasmados observaban
como se dedicaban toneladas de dinero público a salvar a los bancos

Dormíamos, pero como dije dormir no es no hacer nada, durmiento se sueña, durimiendo pensábamos, y de alguna manera, todas esas ganas de gritar un “Basta Ya” se conectar un buen día y gritaron bien alto que no somos mercancías en manos de políticos y banqueros y que esta no es una democracia real, que no nos representan.

Descubríamos que no éramos los únicos que pensábamos así, y hoy compartimos esos deseso con muchos más, 5 años después, cuando nos preguntan “¿Qué queda del 15m?” no podemos más que esbozar una sonrisa repasando mentalmente todo lo que hemos conseguido en solo 5 años.

Ya un año después, un palmero de las Sevillanas Indignadas gritaba:
¡Ahora nos temen!
La respuesta del poder fue replegarse en sí mismo, vallar el congreso de los diputados rodeado de ciudadanos y aprobar una ley mordaza para callarnos, 5 años después, aquí estamos, en nuestra plaza.

Descubrimos no solo que somos una gran mayoría los que queremos cambiar el mundo que nos rodea, sino que además vamos a hacerlo, adoptamos múltiples formas, y reinventamos nuevos dispositivos de lucha. El 15m generó nuevos espacios de transformación y también reforzó muchos de los ya existentes, ya no nos vemos casi todos los días en la plaza, pero si que nos vemos a diario en otros espacios de transformación, seguimos más conectados que nunca, ya no somos lo que éramos, ni seremos lo que somos ahora, pero 5 años después estamos convencidos no solo de que somos los de abajo y que vamos a por los de arriba, sino que vamos a conseguirlo, o mejor dicho, vamos a seguir consiguiéndolo.

Reflexión a partir de la actual crisis en podemos

El ciclo de movilización de mayo del 2011 (15m) se enfrentó comunicativamente contra el discurso de mayorías que el bipartidismo y los medios de comunicación mantenían, provocando un choque cultural con nuevos métodos y con las nuevas generaciones, consiguiendo marcar la agenda política.

Con la crisis que estaba sufriendo el bipartidismo parecía inevitable que o bien sectores cercanos al 15m dieran el salto a la construcción de candidaturas y nuevos tipos de organizaciones políticas o si no que alguna organización política nueva o existente fuese capaz de rentabilizar en votos estos cambios socio-políticos.

La principal diferencia entre el 15m y Podemos es que ambos apuestan por dos estrategias totalmente diferentes, que podemos nombrar como estrategia de ciclo largo o estrategia de ciclo corto. La estrategia de ciclo largo entiende el 15m como indicador de un cambio generacional y de una crisis profunda del sistema representativo, mientra que la estrategia basada en el ciclo corto entiende el 15m como un acontecimiento casi aleatorio, como un Mayo del 68, como una oportunidad que si no se aprovecha no volveremos a tener, esa idea es la que inspira la creación de Podemos.

La aparición de Podemos fue una invitación al movimiento 15m para trasladar a las instituciones las reivindicaciones sociales y democráticas, se pidió a la gente que montara círculos, en los inicios el discurso de Podemos estuvo pegado a los movimientos sociales, hasta la mal llamada asamblea ciudadana, celebrada en Vistalegre en Octubre de 2014.

Pablo Iglesias dejó entonces de ser una herramienta al servicio de un movimiento para convertirse en un actor político dentro de Podemos, presentando un modelo de organización vertical, el activo de su figura pública ya no era una herramienta de todos sino que estaba vinculada a una estrategia concreta. Esta estrategia significó la creación de una estructura de partido, una apuesta por el ciclo corto, por órganos del partido homogéneos y no plurales (equipos), sin herramientas garantistas, con métodos de elección abiertos pero que no garantiza la pluralidad en los órganos, además de herramientas de participación que solo se convocan cuando lo decide quien ya tiene el poder en la organización, por lo que no sirven de contrapeso.

Esta apuesta se justificó argumentando que estábamos en un ciclo corto, por un asalto al poder, se pidió la unidad en torno a una cúpula única como opción única para ganar las elecciones de 2015, y se moderó el discurso en nombre de la eficacia y el pragmatismo, no es de extrañar que una vez que esta estrategia se demuestra fallida se produzcan crisis internas.

Lo cierto es que el perfil de los cargos en Podemos están copados (sobre
todo cuanto más arriba del organigrama subas) por un perfil más
cercano a la tradición de partidos de izquierda clásica, dotándose de personas con cierto recorrido en Izquierda Unida y Izquierda Anticapitalista, mientras que los perfiles más asociados a los movimientos sociales y al 15m están relegados a “la base”, esto se refleja directamente en el modelo organizativo y en la metodología de trabajo.

Es inevitable que se produzcan conflictos dentro de cualquier organización, pero en función del modelo organizativo y de la metodología usada estos conflictos provocarán resultados son muy diferentes.

Esta crisis en Podemos se está gestionando al estilo de los partidos políticos, las personas que participan en Podemos no conocen realmente lo que ocurre y por lo tanto mucho menos pueden participar de las decisiones en estos momentos, pero lo que si sabemos es que los conflictos no están entre ciclo largo/corto, no está entre cierre/apertura, no está entre homogeneidad/pluralidad, todos los actores de este conflicto comparten la misma apuesta por un Podemos cerrado y mucho más parecido a un partido político que a un movimiento social, comparten un juego de estrategia de alianzas, dimisiones y ceses.

Realmente me importa poco si el conflicto es por una guerra de poder, si es por discrepancias sobre a “donde moverse en el tablero” (¿hacia Ciudadanos? ¿hacia la izquierda? ¿hacia el PSOE? ¿hacia la calle?), me interesa como de repartido está el poder en Podemos.

Lo único que parece cierto y vemos desde hace ya muchos meses es el distanciamiento entre Errejón y Pablo Iglesias y el acercamiento de Pablo a Izquierda Anticapitalista (Urbán, Teresa, etc.). Lo que menos me gusta de este movimiento es que quienes en Vistalegre asumieron el rol de sector crítico a través de demandas de unas estructuras más democráticas han terminado reproduciendo muchas de las dinámicas de la política clásica, y no parecen que apuesten por la transparencia y una solución de los conflictos abierta y entre todos.

Podemos necesita evaluar como fallida su hipótesis de que una cúpula homogénea provoca mejores resultados electorales que una organización flexible, con espacios de decisión más líquidos, con órganos plurales y abiertos. Sin duda principalmente es eso lo que diferencia a las candidaturas de confluencia de Podemos.

Podemos necesita avanzar aun más en las innovaciones organizativas, pioneras en política, que ha puesto en marcha, no es el objetivo de este post profundizar sobre que cambios son necesarios, pero se podría empezar por aplicar a la gestión política la misma transparencia que han mostrado en la gestión económica, mejorar el sistema de primarias creando órganos que representen la pluralidad de la base de Podemos, que no es igual de homogénea que las organizaciones (y las sociedades) de siglos pasados.

Pero tampoco la simple apertura sin proyecto, sin la participación activa de las fuerzas vivas del territorio, es garantía de éxito, habrá que evaluar porqué movimientos sociales pre-15m y 15m no han participado con el protagonismo e implicación que era necesario en Podemos, y no se puede decir que todo sea culpa de Podemos, igual que los movimientos sociales no “vieron” el 15m, 15m y movimientos sociales no “vieron” el ciclo institucional, tal vez porque construimos movimientos todavía demasiado autoidentitarios donde terminamos convirtiendo a los movimientos/organizaciones en objetivos en sí mismos, acomodándonos en espacios de confort, mientras la sociedad no para de cambiar.

Todos a la cárcel: Sobre los titiriteros acusados de enaltecimiento del terrorismo

La bruja y don Cristóbal

Si representar esta obra es delito de enaltecimiento del terrorismo difundirla (como estoy haciendo yo) también seria delito.

brujaYDonCristobal¿Y por qué el fiscal no va a detenerme? Pues simplemente porque la detención y encarcelación de los titiriteros son decisiones políticas, en el contextos de Madrid tiene un objetivo político, a la derecha le beneficia la polarización del debate político, la imagen de dos Españas, donde ellos se creen los guardianes del orden y la ley y los otros un peligro para “el orden”, un orden que no es más que el sistema que protege sus privilegios. De esta manera intentan rodear y evitar un debate político sobre nuestro pais, sobre nuestras libertades, derechos sociales y democracia y sobre todo sobre la corrupción.

Políticamente detener a todos los que publiquen este video por el contrario no sería políticamente beneficioso para ellos, por eso es tán fácil para mi hacer esto, el problema es que en estas guerras pierden los artistas y la cultura mientras se hace las más viejas de las políticas.

De la misma manera el juez tiene la misma información sobre los hechos hoy que el día que decreto la prisión, lo que ha cambiado es el clima político y la presión social, las redes y una sociedad mucho más informada y crítica que hace diez años no ha reaccionado como estos jueces están acostumbrados, la criminalización basada en detenciones que no llegan a ningún lado no ha funcionado esta vez.

La lección que tenemos que aprender es que el poder no está, o no solo está, en los organos democráticos, que cuando se ganan unas elecciones no se tiene el poder, por eso si queremos un verdadero cambio politico en este pais es tan importante una sociedad crítica y activa como gestionar las instituciones, lo que nos debería hacer reflexionar desde la ciudadanía sobre fortalecer los movimientos sociales y establecer un nuevo modelo de relación entre las instituciones y los movimientos que no estén basados en el seguidismo partidista sino basado en la defensa de principios como, en este caso, al libertad de expresión.