Reflexión post-electoral: Ser auténticos, la clave de la victoria

El cambio, la nueva política, es imparable, forma parte de un cambio social que ya se ha producido en la sociedad y que tiene que trasladarse a las instituciones, podemos remontarnos a la guerra de irak para descubrir como las grandes organizaciones (PSOE, sindicatos, etc.) perdieron totalmente su poder de convocatoria y su conexión con la gente, frente a eso una red de pequeños colectivos, no personalistas, no identitarios, fueron los verdaderos protagonistas de las movilizaciones contra la guerra de Irak, el pásalo del 13m o el movimiento por la vivienda digna (VdeVivienda). En Otros temas como la memoria histórica, la dependencia o la libertad sexual la lucha también ha sido liderada por una red de pequeños colectivos, aunque después el PSOE haya montado sus asociaciones para repartir subvenciones.

El 15m esta tendencia se vio confirmada, fue un punto de ruptura que enfrentó a una sociedad plural y descentralizada contra el antiguo poder, un poder monolítico que creía poder desalojar en la jornada de reflexión todas las plazas de España con un auto judicial, o que revitalizó las acampdas del 15m intentando desalojar la de Plaza Catalunya.

confluencia

Ninguna opción electoral tuvo la capacidad de servir de herramienta a este movimiento, unas organizaciones por su rigidez organizativa o por su prepotencia discursiva, otras por su poca capacidad comunicativa.

Finalmente entre los finales de 2013 y principios de 2014 y ante el hundimiento del bipartidismo surgieron el Movimiento por la Democracia, enfocado a las municipales, y Podemos, con una vocación más mediática y estatal.

Podemos se presentó a unas europeas sin base social ni organizativa, fueron quienes mejor conectaron con la sociedad con la que había conectado el #15m, su linea comunicativa lo encumbró a los cielos, el trabajo comunicativo y de prensa fue casi perfecto, pero no estuvo acompañado de la articulación de un moviento social.

Mientras de manera menos mediática y personalista, y más lenta, el movimiento por la democracia fue capaz de unir a más actores en Municipalia, que tras la aparición de Ganemos Barcelona de la mano (mediática) de Ada Colau cambiaron el nombre a Ganemos Madrid para conectar con un movimiento más global, que terminó cuajando también en otros sitios como Zaragoza o A Coruña.

Cuando Podemos se comenzaba a situar como primera fuerza política se convocó la Asamblea Ciudadana de Podemos en Vistalegre, con un proceso donde tuvo prioridad la discusión sobre la elección de personas concretas que la construcción colectiva de una nueva organización, la participacíon se limitó a la votación de dos borradores, con la amenaza de Pablo Iglesias de abandonar el proyecto si la inteligencia colectivo no opiniaba lo mismo que él. La votación terminó convirtiéndose no en una votación de modelo de organización, sino en una votación entre “los de Pablo” y “los de Tere”, volviendo a la vieja política donde importa más el Quien que el Que.

El modelo organizativo ganador suponía una apuesta por la centralización, por una organización dirigida desde lo que se llamaron Consejos Ciudadanos, consejos jerarquizados (municipio-comunidad autónma-consejo estatal) que hizo disminuir la participación en los círculos. No existían contrapoderes y las plausibles herramientas de participación que se diseñaron fueron bloqueadas, además las primarias se diseñaron con un método de votación mucho más injusto que nuestra actual ley electoral.

Por el contrario en las municipales cogió mucha fuerza el movimiento municipalista, muy poco personalista, que apostaba por la construcción colectiva de la candidatura, donde el trabajo se hacía de cara a un objetivo concreto, y no por la construcción de una organización/partido, el capital político que representa Ada Colau ayudó, pero Ada no ha liderado el movimiento como ha hecho Pablo, al contrario los movimiento municipalistas funcionan con modelos amables a la participación y bastante distribuidos, al menos en los sitios donde han funcionado (Zaragoza, A Crouña, Barcelona, Madrid, etc.)

Un año después de Vistalegre, y a un par de meses de las elecciones generales Podemos había llegado a bajar en intención de voto hasta un 10% (cis Octubre 2015 http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-Archivos/Marginales/3100_3119/3114/es3114mar.pdf ) por lo que desde distintos espacios fuera de Podemos se optó por presentarse en estas generales, con un éxito demostrado. Mientras que donde Podemos se ha presentado en solitario ha alcanzado un 18,08% de votos donde ha ido junto con otros movimientos ha representado el 24,96% de votos.

Pero sería simplista afirmar que la clave de la victoria está simplemente en la unión de distintas organizaciones preexistentes, de hecho la volatidad del voto hace menos valiosas las marcas electorales. La inclusión de distintas organizaciones políticas dentro de estas candidaturas no son la clave del éxito sino la consecuencia de otro modo de entrar en el terreno electoral, la confluencia se produce en Madrid, Cataluña o Galicia gracias a que se iniciaron proyectos desde una cultura política colaborativa, como llevamos años organizándonos fuera de las instituciones, no considerando a otros grupos de afinidad o organizaciones como enemigos sino como activos políticos que aprovechar e incluir.

Por eso considero bastante erroneo quienes ven en la simple unión entre varias organizaciones la clave de un éxito electoral, al contrario estas organizaciones, Podemos, IU, Equo, etc. no pueden poner en marcha un proceso de confluencia como el que se ha producido en Cataluña y Galicia, lo debe hacer la ciudadanía organizada, aprovechando los aprendizajes previos al 15m y los posteriores, con metodologías propias de los movimientos sociales.

Los únicos capaces de poner en marcha este tipo de procesos serían activistas que hasta ahora no han participado de la dinámica de los partidos políticos pero que si se animan bajo una organización y con unas dinámicas muy distintas a las clásicas en los partidos políticos. Así que si en tu territorio Podemos no ha tenido un buen resultado tal vez no sea culpa de Podemos, sino de la inexistencia de un movimiento de base capaz de poner en marcha un proceso político del siglo XXI, donde importe más el Como que el Que, y donde importe más el Que que el Quien.

Quienes consideren que la clave del éxito está solo en unir a varias organizaciones y unirlas bajo un nombre 2.0 con un candidato molón les auguro un estrepitoso fracaso. Tengo la sensación de que estamos analizando las candidaturas municipalistas del 25M y las candidaturas de confluencia del 20D fijándonos solo en la cásacara, en los candidatos, nombres y logos, y en cierto modo lo hacemos porque seguimos la inercia de como ha funcionado la vieja política hasta ahora, una vieja política que está muriendo, aunque todavía esté presente en nosotros en muchos aspectos.

2 pensamientos en “Reflexión post-electoral: Ser auténticos, la clave de la victoria

  1. Buenos días, estoy de acuerdo con la mayoría de los argumentos, pero creo que no tienes en cuenta que además de los activistas, uno de los factores que han cambiado es la participación de personas que antes nos sentíamos hastiados de la situación política pero no participamos en ninguna actividad y que ilusionados por Podemos nos hemos incorporado de forma activa a tratar de contribuir al cambio.

    Salud.

    • Cuando señalo a los activistas como las personas capaces de impulsar procesos de construcción colectiva me refiero más a las metodologías que a las personas, el activismo tiene unas características propias, un activista por regla general no es un miembro de una organización, o al menos no es esa su identidad, ve a las organizaciones como instrumentos y no como un fín en si mismo.y no hace política en clave de bloques, por lo tanto también me refiero a la actitud ante los proyectos políticos, no solo su aprendizaje/experiencia en los movimientos sociales, aunque esos aprendizajes y experiencias, y no tanto las propias personas, son unos activos indispensables para este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *